Contribuciones empresariales para aliviar

los efectos del nuevo coronavirus

Por: Equipo CERS

La crisis ocasionada por la pandemia del nuevo coronavirus ha desencadenado la movilización de muchos sectores de la sociedad. Las empresas, a pesar de que atraviesan por problemas económicos sin precedentes, no son la excepción.

En la actualidad, diversas compañías están ejerciendo su ciudadanía corporativa, la cual comprende acciones que promueven el bienestar social. Son actividades filantrópicas que responden a las expectativas de la sociedad (Carrol, 1991), especialmente en esta circunstancia de emergencia.

Son muchas medidas que las compañías están adoptando para responder a la emergencia sanitaria en estos momentos, como muestra de innovación y creatividad puestas al servicio de la comunidad. Con más de cinco meses transcurridos desde la aparición oficial de la pandemia, son  tres maneras en que la mayoría de los negocios enfocan sus esfuerzos, orientados hacia públicos externos, para mitigar los efectos del COVID-19.

  • Reorientación temporal del giro de sus negocios

Uno de los recursos más apreciados en esta época es el alcohol en gel. En estas circunstancias, la destilería estadounidense Old Fourth Distillery decidió paralizar la producción de sus bebidas alcohólicas y elaborar este producto escaso. Así lo reportó un medio de comunicación a mediados del mes de marzo 2020.

Otro ejemplo sucedió en la ciudad de New York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos. Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York hizo un llamado a las empresas a “ser creativas” y ayudar a luchar contra el coronavirus. La industria de la moda respondió. El diseñador de moda, Christian Syriano, decidió elaborar mascarillas de tela para la ciudadanía, y contribuir a que las mascarillas quirúrgicas se destinen a los trabajadores de la salud.

  • Recursos logísticos puestos al servicio

Según un comunicado de prensa, Latam Perú transportó 630,000 pruebas rápidas desde China a través de su programa Avión Solidario. En coordinación con el Estado peruano, la aerolínea puso  a disposición su empresa para brindar estos productos indispensables para la detección de personas que han contraído el COVID-19.

  • Donaciones

En este caso se pueden subdividir hasta en tres tipos de donaciones. Las donaciones de productos o servicios propios, de productos de primera necesidad y de dinero en efectivo para poblaciones vulnerables o fondos de ayuda.

El primer caso lo ilustra la empresa de telecomunicaciones Bitel, que de acuerdo a El Comercio, se encargó de la instalación gratuita del servicio de internet para las instalaciones de la Villa Panamericana, infraestructura destinada para los pacientes hospitalizados por coronavirus. Samsung es otra compañía que está donando celulares alrededor del mundo para pacientes enfermos por COVID-19 y, entre otras acciones adicionales, entrega tablets para la educación a distancia de niños y niñas que están impedidos de ir a la escuela.

La ciudadanía corporativa es un rol fundamental para las empresas. Tan importante como lo es la responsabilidad para sus públicos de interés más sensibles en esta coyuntura: sus clientes, proveedores y trabajadores. Si bien la información sobre las acciones frente a estos stakeholders no es tan pública como los sendos comunicados  de prensa de actividades filantrópicas, se espera de parte de las empresas una profunda reflexión y análisis estratégico de su responsabilidad social en el frente interno y externo de las organizaciones.

Comenta ahora